BIOCONSULTORIO     /     ASTROCONSULTORIO
Inicio
BIODECODIFICACIÓN
ASTROLOGÍA
TERAPIA FLORAL
Consultas
Novedades
¿Quién soy?
Enlaces
Facebook
Contacto



Responsable:
Javier Aragone


 
Volver Volver
Material de Interés > Astrología
 
URUGUAY, 1825, 25 DE AGOSTO
    Como buen país de Virgo que somos es bueno volver a nuestros orígenes para ver las cosas con un poco de minuciosidad y detalle, y así captar otros matices de este signo fundamental de la esencia uruguaya.  Analicemos pues (otra tarea sobre la Virgo impera) las vicisitudes de nuestro nacimiento como país, el 25 de agosto de 1825, en que se declaró la independencia, y que anualmente celebramos con un inamovible feriado.



    Las Leyes de la Florida del 25 de agosto de 1825 comienzan con las palabras que desde la escuela nos quedaron resonando en la cabeza de declarar “írritos, nulos y disueltos y de ningún valor para siempre todos los actos de incorporación, aclamaciones y juramentos arrancados” por la fuerza o de cualquier otra manera a la Provincia Oriental por parte de Portugal y Brasil que nos tenían bajo su yugo desde su invasión de 1817.  Ya nos habíamos sacado a los españoles de encima pero desde entonces el Imperio luso-brasileño nos tenía en su bolsillo porque nos consideraba su límite natural al sur del territorio.  Esa primera Ley es una declaratoria de independencia sin ambigüedad alguna, clara y contundente.  Ya no queríamos y nos sacudíamos cualquier dominio, tutela o reclamo extranjero sobre nosotros.  Y aquí podría haber terminado sencillamente este tema de la independencia, pero no:  el signo de Virgo vigente en ese momento no podía dejar de marcarnos a fuego.
    Se hace así rara, por lo infrecuente o única, el inicio de nuestra independencia.  Porque acto seguido de la Declaratoria inicial de esa Ley de Independencia, la siguiente Ley de Unión establece categóricamente que estamos unidos a las provincias argentinas a las que siempre pertenecimos, y decreta unida la Provincia Oriental del Río de la Plata a las demás de este nombre en Sud América.
    Es casi como borrar con el codo lo que escribimos con la mano, porque nos declaramos independientes para enseguida agregar que siempre pertenecimos a Argentina y estamos unidos “a las demás (Provincias) de este nombre.  O sea estamos asumiendo una dependencia, una pertenencia a otro país, una especie de subordinación, un no querer dejar el nido y quedarse con el hermano mayor.
    Y la dependencia, la subordinación, la dificultad para tomar decisiones por y para uno mismo, son prototípicas del signo de Virgo.  Tuvimos así una declaración de independencia y dependencia a la vez, una independencia dependiente.  Si aún hoy es algo difícil de entender, mucho más lo fue en su momento, y dio lugar a “la batalla de las desobediencias” entre Alvear, que vino a nuestro territorio y pretendía que los militares se pusieran a su mando como provincia dependiente de Buenos Aires, y Lavalleja y otros caudillos que indignados no aceptaban la subordinación que reclamaba un extranjero como si no fuéramos independientes.  Y años de guerras entre Argentina (nosotros incluidos como Provincia Oriental) que reclamaba su provincia y Brasil que no la quería largar, hasta que por la Convención Preliminar de Paz en 1828, y gracias a la activa e interesada mediación británica, finalmente todos los actores, incluido Lavalleja mismo como Gobernador de los orientales, asumieron que éramos y debíamos ser independientes.
    Todo eso porque a la esencia de Virgo, dependiente y subordinada, le costó asumir su necesaria independencia como país.  Pero la tuvimos y acá estamos, siguiendo la historia que empezó el 25 de agosto de 1825 a las 19 horas y 27 minutos.

JAVIER ARAGONE

Inicio | BIODECODIFICACIÓNASTROLOGÍA/Carta Natal | TERAPIA FLORAL | Consultas | Novedades | Material de Biodecodificación | Material de Astrología |

Material de Astrología Horaria | Libro gratis | Videos¿Quién soy? | Enlaces | FacebookContacto

Copyright Javier Aragone 2015


Sitio diseñado con: EditorWeb.todouy.com