BIOCONSULTORIO     /     ASTROCONSULTORIO
Inicio
BIODECODIFICACIÓN
ASTROLOGÍA
TERAPIA FLORAL
Consultas
Novedades
¿Quién soy?
Enlaces
Facebook
Contacto



Responsable:
Javier Aragone


 
Volver Volver
Material de Interés > Biodecodificación
 
SOBRE LA CONSULTA DE BIODECODIFICACIÓN, BIOLOGÍA TOTAL O BIONEUROEMOCIÓN

deco1_consulta_diagnostico.jpg                El título es un poco largo y a la antigua pero da la idea.  La cuestión es que muchas veces sabemos algo del tema, oímos hablar a conocidos, ido a alguna charla o conferencia, vimos videos en internet (Enric Corbera es un buen referente en Youtube), nos recomiendan nos hagamos una “decodificación” y no tenemos idea concreta de cómo se trabaja, cómo es la consulta.  Aquí tratamos de aclarar algunos puntos relativos a eso.
                Primero acerca de las palabras usadas.  Por un lado tenemos a la persona que tiene una conflictiva o síntoma que quiere tratar, entender, sanar, mejorar y que llamaremos persona, cliente o consultante.  Para nada usaremos la palabra paciente, porque eso implica pasividad, padecer, y acá no se trata de eso.
                Por el otro tenemos al profesional al que acudimos, el biodecodificador, decodificador biológico, terapeuta, asistente o acompañante.  Lo llamaremos terapeuta o acompañante indistintamente.
                Cada terapeuta puede tener su forma propia y muy individual de encarar la consulta o asistencia, pero hay ciertos lineamientos básicos que todos debemos conocer y a los que yo adhiero, y por eso estas líneas.

                EL MOTIVO DE LA CONSULTA
                Debe ser lo más claro y preciso posible.  Se debe partir de un diagnóstico médico.  No es necesario llevar papel escrito del médico, pero sí contar con el diagnóstico médico lo más preciso, específico, claro, o literal posible.  Es la base de este trabajo, y todo va a depender del mismo.
               Aunque hay ciertas temáticas que no lo requieren, como el sobrepeso, adicción de algún tipo, querer cambiar actitudes o buscar mejoras personales, duelos no resueltos, etc.  Acá también nos apoyamos con la terapia floral, técnicas de PNL, y de otras ciencias según sea el caso.

 deco2_consulta_prioridades.jpg               UN SÍNTOMA POR VEZ
                Se atiende un síntoma por sesión, o sesiones si es necesario, hasta llegar a su decodificación biológica completa.  Lo cual es no solo ir a la primera vez cuando se desencadenó, sino llegar a cuándo se originó el conflicto y ahí se programó la enfermedad.  Ver también los Ciclos Biológicos Celulares Memorizados

                SI HAY VARIOS SÍNTOMAS
                La persona jerarquiza el orden y establece el que para ella es más importante y quiere tratar en primera instancia, luego en segundo lugar, etc.  La libertad es libre y el cerebro inconciente sabe porqué elige lo que elige.  Por ejemplo, un hombre de 65 años consulta por impotencia sexual, dolor en una pierna y operado y en tratamiento de cáncer de pulmón.  Por más que el cáncer estaba aún en fase activa a él eso no le importaba tanto, quería tratar su impotencia.  Y a eso nos dedicamos hasta su resolución.
                Si Ud va a consultar, establezca que es lo primero que quiere atender, luego lo siguiente.  Establezca con nitidez la prioridad de sus dolencias o problemas.
                A veces varios síntomas diferentes están inter relacionados.  Es lo mismo, se establecen prioridades y se atiende uno por uno.  Salvo que el diagnóstico sea “xxxx” y eso incluya los diversos síntomas.  Se tratará entonces de la enfermedad “xxxx”, que tiene su significado propio y que cubre los distintos síntomas en un todo.

  deco3_consulta_buscar_info.jpg              FECHAS Y EDADES
                Es necesario saber cuándo empezó el síntoma lo más preciso posible en el tiempo.  Si es algo crónico tomar nota de la última sintomatología anterior a la consulta (si recuerda la fecha de otros episodios concretos mejor), y especialmente la primera vez.  Nuevamente, cuándo empezó la manifestación clínica.  Y/o cuándo se tuvo el diagnóstico médico inicial..
                Esas fechas acompañadas de la edad que tenía en ese momento.  Para el cerebro no es lo mismo si algo le ocurre a los 49 (aunque sea un mes antes de los 50), que si ocurre a los 50 (aunque sean 10 días luego de cumplidos).
                Contar con las fechas y edades ayudará al trabajo de la Bio en cuanto a ganar tiempo.  En caso de no tener las fechas y edades, con los datos que se tengan, igual se puede trabajar pero llevará más tiempo.  Va en la pericia del acompañante la aplicación de técnicas para llegar a la primera vez.
                Que nadie se desaliente si no recuerda con exactitud el comienzo de la sintomatología.  En principio no se recuerda.  Tengamos en cuenta que el cerebro registra y graba todo, todo el tiempo.  Por ejemplo, en este mismo momento que Ud lee esto, su cerebro no solo registra lo visual que lee, sino también su comprensión, y al menos otros siete datos más que vienen simultáneamente por los distintos canales sensoriales (intensidad de la luz, sonidos, sensaciones en el cuerpo, la temperatura ambiental, olores, sabores, etc.) que tenemos.  Lo mismo pasa y pasó con todo lo que hemos vivido.
                Así que si atendemos esta información “lateral” es que casi sin darse cuenta se puede llegar a fechas y circunstancias precisas.  Que eso es lo necesario para hacer un buen trabajo de Bio.
                Con fechas y edades precisas se ahorra tiempo en la consulta.

 reloj_de_arena2.jpg               DURACIÓN DE LA CONSULTA
                Máximo una hora.  La concentración es naturalmente difícil luego de ese lapso, hay fatiga, no se dan avances marcados.
                La primera consulta a veces puede ser más larga, ya que el consultante expone mucha información junta y le puede venir bien al terapeuta tener así una visión más global y holística antes de enfocarse en el síntoma en cuestión.
                A veces en el acompañamiento de la consulta, al aplicar de forma complementaria otras técnicas necesarias (de PNL, programación neurolingüística por ejemplo), la consulta puede hacerse más larga.
                Otras veces puede ser más breve que una hora.  Si la toma de conciencia (o lo que se trate, la técnica empleada, etc.) se hace en esa sesión en forma rápida (seguramente porque ya se venía trabajando en el tema de la sesión anterior), el cerebro precisa su tiempo para reorganizarse, reprogramarse, hay una fuerte movilización emocional y cambio de perspectiva, y no es necesario rellenar el tiempo con palabras.  En ese momento las palabras mas bien tienden a interferir con el buen desarrollo de la biodecodificación.  Hay que darse y darle al cliente el tiempo.  El tiempo interior que en ese momento necesita.
                Pero lo normal es de duración máxima una hora.

deco4_agenda.jpg                FRECUENCIA DE LAS CONSULTAS
                Aunque a veces se logra el objetivo en una única sesión, lo habitual son tres o más consultas por dolencia o síntoma.  Porque lo importante no es solo la biodecodificación en sí, sino también hacer el acompañamiento terapéutico necesario para afirmar el cambio sanador.
                Aquí es donde aparecen los recursos complementarios, las esencias florales, la PNL, la astrología, los Ciclos Biológicos Celulares Memorizados, etc.
                Además hay temas, por ejemplo el sobrepeso o la diabetes, que por su misma naturaleza llevan bastante más tiempo y sesiones que otros para ser decodificados.

                DURACIÓN DEL TRATAMIENTO
                También se puede llamar la biodecodificación, la terapia, el acompañamiento, etc.  Lo mínimo son de dos a cuatro sesiones por síntoma.  Mas no se puede generalizar.  Cada persona es un mundo, tiene su propio ritmo (hay personas que hace su biodeco muy rápidamente, otras son lentas y toman más tiempo).
                Asimismo hay dolencias que por su idiosincrasia llevan más sesiones o consultas que otras, como la diabetes, el sobrepeso, la personas dominadas por signos fijos, etc.
                Por otro lado suele ocurrir que las cosas vienen enlazadas, y una dolencia se trata, y luego aparece otra, que quizá la persona no le daba importancia, pero ahora sí la quiere decodificar y así sucesivamente.  Como si se fueran sacando capas de una cebolla, hasta llegar al núcleo.  Y eso lleva un tiempo.  Quizá meses.
                Resumiendo, la duración es algo totalmente personal, depende del propio ritmo del consultante, del tipo de dolencia, y hasta dónde quiere llegar en su proceso de autodescubrimiento y sanación.

deco5_cambio.jpg                DISPOSICIÓN AL CAMBIO
                Quizá esto debería ir al principio de todo.  El cliente debe estar dispuesto y abierto al cambio.  Si no lo está, que ni siquiera consulte.  Porque la Bio no es una mera cuestión intelectual de dar/recibir información acerca de síntomas y sus circunstancias.  Va a implicar un cambio de perspectiva, un cambio de vivencia (aunque haya sido algo de y en el pasado, para el cerebro el tiempo no existe), que se va a traducir necesariamente en algún tipo de cambio conductual o de algún otro tipo en la vida de la persona.  Para que haya sanación real.  Porque toda enfermedad al final es un comportamiento.
                En consecuencia no esperemos cambios si seguimos haciendo todo igual.  Ya lo decía Einstein eso de no esperar resultados diferentes si se sigue haciendo siempre lo mismo.

deco6_consulta_embarazo.jpg                SOBRE EL NACIMIENTO Y EMBARAZO
                Toda la información que se pueda recabar sobre las circunstancias de su propio nacimiento y los tiempos inmediatos antes y después también van ser considerados, porque allí yace el origen de muchos de nuestros conflictos y enfermedades.  Todo lo vivido por los padres, desde un año y medio antes del nacimiento hasta los tres años es de fundamental importancia.  Especialmente las vivencias que tuvo su madre durante el embarazo, cualesquiera que hayan sido, en lo posible saberlas.  Asimismo las particularidades de su parto, si fue normal o hubo cualquier tipo de peculiaridad.
                Posiblemente no en la primera sesión, pero más adelante hay que entrar en ese terreno, para tratar muchos de nuestros programas inconcientes.  Hay otro artículo que ampliamos más este tema, cuando se tratan las enfermedades infantiles.
                Así que vaya investigando todo lo que pueda sobre este tema, porque antes o después se tendrá que abordar, trabajar, comprender, sanar.

                DATOS GENEALÓGICOS
                Para hacer el árbol genealógico y enfocarlo desde la sicogenealogía.  Se hace imprescindible hacerlo para ir a los conflictos estructurantes de los síntomas o conflictos.  Son los programas inconcientes que los tenemos al nacer y por el hecho de estar en la familia.  Algunos terapeutas ya hacen el estudio del árbol en la primera sesión, porque allí yacen las semillas de todo lo demás.  Otros prefieren hacerlo más adelante, luego que se “sacaron algunas capas de la cebolla” y está más preparado el terreno.  Pero sea antes o después se tiene que hacer.  Para ello se necesitan los nombres completos, fechas de nacimientos y muertes, y algún otro dato más que su asistente le dirá, de padres, abuelos, bisabuelos, hermanos, tíos, pareja eventual, y de cualquier otro familiar que importe.  Todo lo que se pueda saber sirve.  Y si algún dato, nombre o fecha no se sabe no importa, pero hay que tratar de recabar toda la info posible.  Parece mentira, pero basta la intención de averiguar estas cosas y los datos empiezan a aparecer.

deco7_consulta_arbol.gif                Estos dos últimos temas, sobre el nacimiento y embarazo y el árbol genealógico, son para que vaya sabiendo y buscando la información necesaria.  Que no le tome desprevenid@, que no sea un blanco total.  Tenemos un origen personal y familiar y éste nos condiciona en la vida presente y futura mucho más de lo que suponemos.  Se llega al punto de decir que somos “programas andantes”, para que se tenga una idea del peso de esta información. Y que a veces la simple toma de conciencia al establecer las conexiones adecuadas entre su realidad y su historia personal primaria y familiar, puede liberar y sanar.  Y por ende cambiar.  Para bien por supuesto.  El resultado siempre es para mejor en estas cosas.

                No se va al pasado para refocilarnos en él, sino para comprenderlo, integrarlo concientemente, hacer los aprendizajes necesarios, y dejar de repetirlo, salir de él de una vez por todas.
                Que todo esto sirva para mejor comprender cómo se trabaja en este tema, facilitar y agilizar su consulta, terapia, decodificación (biológica o de BT), o asistencia en Bioneuroemoción BNE.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Inicio | BIODECODIFICACIÓNASTROLOGÍA/Carta Natal | TERAPIA FLORAL | Consultas | Novedades | Material de Biodecodificación | Material de Astrología |

Material de Astrología Horaria | Libro gratis | Videos¿Quién soy? | Enlaces | FacebookContacto

Copyright Javier Aragone 2015


Sitio diseñado con: EditorWeb.todouy.com